Monday, November 06, 2006

poema à segunda-feira...

Y Uno Aprende

Después de un tiempo,
uno aprende la sutil diferencia
entre sostener una mano
y encadenar un alma,
y uno aprende
que el amor no significa acostars
e y una compañía no significa seguridad
y uno empieza a aprender...
Que los besos no son contratos
y los regalos no son promesas
y uno empieza a aceptar sus derrotas
con la cabeza alta y los ojos abiertos
y uno aprende a construir
todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno del mañana
es demasiado inseguro para planes...
y los futuros tienen una forma de caerse
en la mitad.
Y después de un tiempo
uno aprende que si es demasiado,
hasta el calorcito del sol quema.
Así que uno planta su propio jardín
y decora su propia alma,
en lugar de esperar a que alguien le traiga
flores.
Y uno aprende que realmente puede
aguantar,
que uno realmente es fuerte,
que uno realmente vale,
y uno aprende y aprende...
y con cada día uno aprende.
Jorge Luís Borges
Bom Dia!

5 comments:

Amaral said...

Um poema à segunda-feira traz sempre retalhos dum fim-de semana dedicado à pausa de cinco dias agitados de trabalho...
Verifico que este blog está a ficar extremamente rico e atraente...

Luís said...

Que melhor maneira para começar a semana? Leio este poema e escuto "Piensa en mi" de Luz Casal. E sorrio.

Obrigado.

TARCIO VIU ASSIM said...

Infelizmente não sei espanhol, mas tenho duas traduções de J.L.Borges em casa e gosto de sentir essa imensa inveja que o talento do argentino imortal provoca na gente.
Bjos, boa semana.

Vulcano Lover said...

Gracias por traer al imprescindible Borges.
Sí, aprendemos día a día, poco a poco, de los triunfos y las derrotas. Y, a cada paso, sobre todo, encontramos menos extrañeza en este mundo, en esta existencia, loca, desordenada, sin sentido que nos va susurrando la vida. Y así, nos vamos acostumbrando, con dulzura y dolor, con gozo y con miseria, a vivir... que no es poco.
Obrigado pelo poema... E Bom dia. Beijos.

Ka said...

Jorge Luis Borges sempre tão certeiro...ainda hoje tinha estado a reler este poema.

é um prazer viajar neste blog!

Narcis